¿Quiénes SOMOS?
  Somos una empresa 100% mexicana dedicada a la elaboración y
distribución de Pan Ultracongelado.
  Desarrollamos productos de alta calidad con las técnicas
y procedimientos más avanzados.
  Simplificamos el trabajo de nuestros clientes.
  Satisfacemos el gusto del consumidor.
  Puntualidad en nuestras entregas.
¿Cuáles son NUESTROS PRODUCTOS?
 
  Contamos con una amplia gama de productos; La variedad de pan y pasteles esta disponible en congelación. El producto está 100% terminado y cocido, este se almacena en congelación y está listo para venderse o consumirse después de descongelar. (Promedio 15 minutos)
                 
    Algunos congelan la masa lo cual les permite irla descongelando de acuerdo a la necesidad de producción, otros avanzan en el reposo y el formado de las piezas y congelan el producto antes de la fermentación.   Se descongela el producto de acuerdo a las necesidades del negocio. Este proceso permite economías de escala ya que se puede concentrar la producción de algún tipo de pan en un día determinado.   Con este proceso aumenta el control del negocio ya que se reciben piezas en los puntos de venta y el manejo de inventario se simplifica. Todavía se necesita gente capacitada para fermentar y darle el terminado al producto pero ya se le simplificó el trabajo notoriamente.   También se gana espacio en el punto de venta ya que no se necesita espacio para el amasado y el formado de las piezas. Otra ventaja es que el volumen en congelación es muy reducido ya que la pieza no esta "desarrollada" por la fermentación.
                 
 
 
  Esto hace que el producto dure más en congelación y sea más noble su manejo ya que la masa no está "viva" puesto que ya fermento. En estas condiciones el punto de venta todavía necesita horno ya que se le tiene que dar un "terminado" rápido al pan.  
 
  El tiempo del proceso se reduce drásticamente ya que en cuestión de minutos el producto está listo para ser vendido. En esta etapa el personal se capacita de una manera sencilla ya que el proceso no es complejo. También hace que se alargue la vida en congelación del producto.  
  Lo único que se necesita es descongelarlo a temperatura ambiente y cuando mucho en 20 minutos este está listo para consumirse. Ya no se necesita horno para ningún terminado ni personal especializado, cualquier empleado puede sacar una caja, abrir la bolsa de plástico y sacar el producto que necesita el negocio para atender a sus clientes. En caso que el cálculo falle el producto aguanta a día siguiente sin ningún problema y más si se guarda dentro de una bolsa de plástico a temperatura ambiente.